•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El rapero Paalil K’iin, con ayuda de sus amigos migrantes, juntó dinero para comprar comida y repartir entre las familias de la comunidad de Tahdziú, que resultó afectada por la pandemia y la tormenta

“Los mayas no estamos muertos, los mayas reales estamos viviendo en los pueblos más chicos de Yucatán”, recalcó.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 9 de junio de 2020.- Tahdziú es uno de los pueblos más pobres de Latinoamérica y la situación económica para sus pobladores se ha agudizado con la pandemia del Covid-19 y el paso devastador de la tormenta tropical “Cristóbal”. Por tal razón, el joven rapero maya Paalil K’iin no se quedó con los brazos cruzados y con los ahorros de sus conciertos compró comida y reparte despensas a la gente más afectada de su comunidad.

Él es Carlos Martín Cen Valle, quien desde los 13 años de edad hace música en lengua maya, fomentando con sus canciones su cultura y la realidad de los pueblos originarios en la actualidad.

Con el nombre artístico de Paalil K’iin (Hijo del Sol) promueve la lengua maya, la historia de los milperos y lo que enfrenta la población indígena en Yucatán, que hoy más que nunca está pasando por momentos difíciles.

“En sí el pueblo no está desecho por la tormenta, no hubo tanto daño, pero sí está muy afectado por la pandemia. Desde hace tres meses que la gente no sale a trabajar, para que no se enferme, y pues muchos ahora no tienen qué comer”, declaró el rapero.

Tahdziú, golpeado por la pandemia y la tormenta.

Explicó que la mayor parte de la población vive en pobreza, pero no todos lo dicen, por temor a ser señalados o que los burlen, lo que complica aún más la situación en Tahdziú. 

 “En una comunidad nunca te van a decir que son pobres, pero con esto de la pandemia todo está peor. Pocas personas reflexionan a conciencia lo que está pasando con la pobreza”, declaró. 

Fue entonces que Paalil K’iin se organizó con unos amigos migrantes de Estados Unidos para comprar comida para las familias afectadas. Él destinó sus ahorros de los conciertos de rap y sus colegas le enviaron remesas, por lo que logró juntar un fondo para las despensas. 

Paalil K’iin ya empezó a repartir comida con el dinero que juntó.

“Recaudamos dinero con amigos que están en California y Oregón, y yo doné lo poco que ahorré de mis conciertos. Con eso compré un bulto de maíz y mercancía para repartir a familias de Tahdziú”, abundó.

Sostuvo que la vida en las comunidades mayas es complicada por la pobreza, pero confía que puedan salir adelante de esta pandemia y los estragos de “Cristóbal”.

“Hay quienes no creen que en pleno siglo XXI hay personas muy pobres, pero quienes piensan eso están en la ciudad, con carros, hoteles, edificios, puro lujo… en cambio en nuestras comunidades es distinto, aquí vive gente campesina o que sólo se dedica a la costura. Es otro mundo vivir en un pueblo, critican sin conocer nuestra forma de vivir”, abundó. 

Desde hace algunos años, Paalil K’iin junto con la agrupación de raperos ADN Maya alza la voz de las comunidades originarias de Yucatán, sobre todo para que su lengua nunca se olvide. 

“Para que la gente vea que la lengua maya sigue vive y que los mayas no estamos muertos, los mayas reales estamos viviendo en los pueblos más chicos de Yucatán”, recalcó.

Si quieres ayudar a  Carlos Martín Cen Valle para juntar más dinero y comprar despensas para las familias de Tahdziú, puedes contactarlo en Facebook o en el número telefónico 997 112 8001. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *