•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dichos y hechos: Todo parece indicar que no se han logrado los consensos necesarios que garantizarían los 17 sufragios a favor en el Pleno. El dictamen que busca el financiamiento de mil 728 millones de pesos está en veremos. 

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 15 de mayo de 2020.- Aunque ayer pasó en la Comisión de Presupuesto el dictamen que permitiría al Gobierno de Yucatán adquirir un empréstito por mil 728 millones de pesos para obra pública, todo indica que aún no se han logrado los consensos necesarios que garantizarían los 17 votos a favor en el Pleno. Es decir, la iniciativa continúa en veremos.

Hasta el momento están seguros los seis sufragios del PAN, pero la coordinadora de esa bancada, Rosa Adriana Díaz Lizama, al parecer no ha podido convencer a más legisladores de otras fracciones para conseguir la mayoría calificada.

Y es que hay dos posturas en torno a esta iniciativa: la que indica que urgen los mil 728 millones para reactivar la economía en Yucatán, ante el temor de que se pierdan 79 mil empleos por culpa de la pandemia; y la que señala que un nuevo endeudamiento es innecesario y que no queda claro cómo se ejercerían los recursos.

Los dichos en las discusiones de esta semana en la Comisión de Presupuesto fueron álgidos, pues incluso los diputados se acusaron de mentirosos o de dejarse engañar, lo que hizo enojar a más de uno. Ahora, en los hechos,no se puede asegurar que “estén planchados” los 17 votos para que se apruebe el dictamen.

Las diputadas de Movimiento Ciudadano, Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea en esta ocasión sí votarán a favor, pues han argumentado que no le tienen miedo al endeudamiento en estos tiempos en los que la gente “se esta muriendo de hambre por la contingencia del Covid-19”.

Por su parte, los legisladores Harry Rodríguez Botello Fierro, del Verde, y Luis María Aguilar Castillo, de Nueva Alianza, no se han metido en el pleito público ni se ha enfrentado con sus homólogos, pero levantarían la mano a favor.

En la banca del PRI es en donde hay inconvenientes, desde que Luis Borjas Romero entregó una iniciativa para complementar la propuesta del Ejecutivo. Según dijo, fue porque están preocupados por la población y porque “desconfían” del Gobierno Estatal, pero lo que sí es un hecho es que eso facilitó a que se aprobara el dictamen en la Comisión, o sea, la destrabó.

Los otros cinco priístas que respaldaron la iniciativa de Borjas son Enrique Castillo Ruz, Mirthea Arjona Martín, Janice Escobedo Salazar, Lila Frías Castillo y Warnel May Escobar,por lo que desde ese momento se habla de una posible división en la bancada y que votarían a favor.

El coordinador de los tricolores, Felipe Cervera Hernández, siempre ha dicho que sus compañeros tienen la libertad de votar cómo ellos consideren, pero lo que sí es una realidad es que es el principal opositor al nuevo crédito y no todos ellos comparten su opinión. Es el que más ha cuestionado y alzado la voz, con el riesgo de posibles conflictos al interior de la bancada, pero bueno, ese es su papel y así lo asume.

Otro de los “aguerridos” opositores es Marcos Rodríguez Ruz, quien al venir de una vieja estructura del PRI, la CTM, difícilmente cambie su postura a favor del PAN. En esa misma tesitura estaría Karla Franco Blanco, quien dirige otro de esos sectores, la CNOP. De quien no se sabe mucho es de María Teresa Moisés Escalante, pero dicen que si desde el principio no firmó la iniciativa de Borjas es porque votará en contra.

En resumidas cuentas, el PRI ya no vota en bloque como en legislaturas pasadas y eso complica las intenciones del PAN de impulsar las iniciativas más importantes del gobernador Mauricio Vila Dosal. Uno podría pensar que no saben cómo negociar con los priístas. 

El que de plano no daría su brazo a torcer es el diputado del PRD, Alejandro Cuevas Mena, quien como si fuera el verdadero coordinador de la bancada de Morena, se ampara en el llamado que ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador a los gobiernos a no endeudarse en la pandemia.

Y bueno, sobre los cuatro morenistas, el que estaría dudando en cómo votar es Luis Hermelindo Loeza Pacheco. Hay quienes sospechan que lo haría a favor, pues se le vio muy interesado en la videoconferencia con los funcionarios estatales, en donde externó “estar muy de acuerdo con todo” y recomendó construir domos en las escuelas.

En fin, en los pasillos del Congreso se especula que hay 16 votos seguros, pero también se dice que un par de priístas, de los que firmaron la iniciativa de Borjas, siempre no están convencidos de votar favorablemente. Dentro de poco lo sabremos, en una sesión del Pleno que seguramente sacará chispas.    


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *