•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Incluso sale más barato el acceso a otros sitios turísticos internacionales, como la Torre Eiffel, el Coliseo Romano y las Pirámides de Guiza.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 25 de enero del 2019.- De todas las zonas arqueológicas del país, Chichén Itzá es la más cara para el turismo extranjero y mexicano. Pero además, el costo para acceder se disparará con los más recientes incrementos que solicitó el Gobierno de Yucatán en el Paquete Fiscal 2019 y que fue aprobado en el Congreso del Estado en diciembre pasado.

Con las nuevas tarifas que entrarán en vigor el 1 de febrero, las y los visitantes internacionales tendrán que pagar 481 pesos, o sea, lo equivalente a 25 dólares, mientras que los nacionales, 202 pesos.

La Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY) está cobrando actualmente en el Parador Turístico de Chichén 184 pesos a quienes procedan de otras partes del mundo, pero el nuevo precio será de 406 pesos; para las y los mexicanos pasará de 98 a 127 pesos. A estos costos se les suman los 75 pesos que cobra el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Mientras que en Chichén Itzá el ingreso costará 481 pesos, para el primer caso, y 202 pesos, para el segundo, las principales ciudades prehispánicas del país, El Tajín (Veracruz), Monte Albán (Oaxaca),  Teotihuacán (Estado de México), Calakmul (Campeche), el Templo Mayor (Ciudad de México), Tulum (Quintana Roo) y Palenque (Chiapas), sólo cobran la cuota federal.

La segunda zona arqueológica más cara de México también está en la entidad, se trata de Uxmal, pues el costo para entrar será de 408 pesos para el turismo extranjero y 171 para el nacional. Los impuestos locales aumentaron 174 y ocho pesos, respectivamente.

Cabe mencionar que Yucatán es el único estado del país en donde se cobra un precio adicional al del INAH para entrar a los sitios prehispánicos, es decir, para que “puedan utilizar los servicios” que ofrece el Patronato Cultur. De acuerdo con un comunicado oficial, esta instancia recibió cuatro millones 163 mil 637 personas en todos sus paradores turísticos en 2018.

Informó que tan sólo el año pasado, dos millones 529 mil 133 personas acudieron a Chichén Itzá, de las cuales se calcula que el 90 por ciento fueron de origen extranjero. Tomando en cuenta este porcentaje, los ingresos captados para las arcas estatales por ese sector habrían rebasado los 418 millones de pesos.

Si en este 2019 se consigue la misma cifra de visitantes internacionales en esa zona ubicada en Tinum, el Gobierno del Estado conseguiría con los nuevos precios aproximadamente 924 millones de pesos.

Cuando se discutía en el Congreso elevar los costos de acceso a las sitios prehispánicos mayas de la entidad, dirigentes del sector empresarial turístico y operadores de viajes se inconformaron, pues aseguraron que estas medidas ocasionarán pérdidas económicas a las compañías prestadoras de servicios y disminuirán el arribo de visitantes.

Recordaron que los tour operadores, navieras y agencias de viajes de Yucatán y Quintana Roo, firmaron convenios anuales con mayoristas nacionales e internacionales desde un mes antes de concluir 2018. Por tal razón, el incremento aprobado les afectará porque sus presupuestos se basaron en los precios vigentes hasta diciembre.

Explicaron que con el ajuste a las tarifas para el turismo extranjero, sufrirán  pérdidas económicas, pues no podrán adsorber el incremento de 110.5 por ciento del boleto de entradas a las zonas arqueológicas de Yucatán.

También es más caro internacionalmente  

Para la secretaria de Fomento Turístico, Michel Fridman Hirsch, aumentar los precios para acceder a Chichén no tendrá repercusiones pues, si se compara con las Siete Maravillas Modernas del Mundo, es mucho más barata.

Y es que cuando las autoridades gubernamentales justificaron estos incrementos durante la discusión del Paquete Fiscal, explicaron que para acceder al Cristo Redentor en Brasil se cobra 30 dólares (570 pesos), la entrada a Machu Picchu en Perú es de 70 dólares (mil 330 pesos) y para ingresar a la Gran Muralla China es de 50 dólares (950 pesos).

Pero al compararlo con otros atractivos turísticos internacionales famosos, el precio para ingresar a Chichén es más caro. Por ejemplo, para subir a la cima de la Torre Eiffel en Francia usando escalera y ascensor se cobra 19.40 euros, o sea, lo equivalente a 417 pesos mexicanos.

El precio de entrada del Coliseo Romano en Italia es de apenas 12 euros, es decir, 258 pesos. Subirse a lo más alto de la Estatua de la Libertad cuesta tres dólares (57 pesos). Es más, sale más barato incluso con el precio del ferry que se tiene que tomar para llegar a Liberty Island, donde se ubica el monumento, pues el boleto es de 18.50 dólares (354 pesos).

Recorrer las Pirámides de Guiza en Egipto, de las más visitadas del planeta, puede salir más económico que conocer Chichén Itzá. La entrada principal cuesta 60 libras egipcias (LE), es decir, 64 pesos, y para ingresar a la Pirámide de Keops sale en 100 LE (106 pesos), a la de Kefrén 20 LE (21.2 pesos) y al Museo del Barco Solar 40 LE (42.4 pesos).

Que se invierta en infraestructura

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles (AMHY), Héctor Navarrete Medina, señaló que en vez de pensar que el incremento de precios en Chichén Itzá afectará la llegada de visitantes extranjeros, es necesario vigilar que los recursos que se obtengan sirvan para mejorar la infraestructura turística.

Indicó que ese sitio “puede ofrecer mucho más”, por lo que las autoridades tienen que darle mayor importancia, privilegiando mejorar su Parador Turístico que, como hemos informado, está a cargo del Patronato Cultur.

“Y no sólo en eso, el precio tiene que reflejarse en mayor infraestructura (en todo el territorio), promoción, seguridad en los paradores, porque son muchos factores que intervienen para que lleguen los turistas”, agregó el líder empresarial.

Navarrete Medina aseguró que la gente está interesada en seguir visitando Chichén, por lo que los aumentos en los precios de entrada “tienen que verse reflejando en los bolsillos de los yucatecos”.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *