•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ante la demora, solicitaron a un Juez de Control que judicialice el expediente para vincular al agresor por el delito de intento de feminicidio. 

Greta asegura que vive con zozobra, miedo y frustración, por lo que ya no confía en las autoridades. Siguen las amenazas de muerte, incluso hacia sus abogados. 

Por Herbeth Escalante.

Mérida, Yucatán, 20 de octubre de 2019.- Activistas y defensores de Greta Martínez Corona denunciaron públicamente que la Fiscalía General del Estado se ha tardado 14 meses en integrar la carpeta de investigación sobre el delito de intento de feminicidio, por lo que siguen sin detener al agresor y las amenazas de muerte aumentan.

En rueda de prensa, el abogado de la víctima, Efraín Encalada, informó que ante la demora de las autoridades optaron por solicitar a un Juez de Control que se judicialice la carpeta B1/1575/2018 de este caso, para que ahora sí vinculen a proceso a H.C.V., ex pareja de Greta, a quien también acusan de violencia y tortura, entre otros delitos.

“Ya hemos aportado todas las pruebas que consideramos son las adecuadas para que el expediente se consigne a un juez, pero la Fiscalía no lo hizo, es más, incluso se retractó de mandar el documento supuestamente por falta de pruebas, por eso hemos pedido que se judicialice”, indicó el abogado. 

A pregunta expresa, dijo que la Fiscalía argumentó su demora porque “estaban investigando, que no habían agotado todas las líneas de investigación”. 

El sacerdote y activista Alejandro Solalinde Guerra, presente en la rueda de prensa,  hizo un nuevo llamado a las autoridades para que se haga justicia en el caso de Greta, quien hasta hoy día sigue recibiendo amenazas de su expareja. Añadió que ante la nula respuesta “hay una complicidad estructural de género”.

“Quiero hacer un llamado más y ojalá sea el último, a que tomen cartas en el asunto y se respeten a las mujeres y que Greta no vuelva a hacer una conferencia de prensa para señalar la falta de justicia”, sostuvo, al advertir que si no hay una solución pronta, acudirán al ámbito de la justicia internacional.

Solalinde recordó que en julio pasado se reunió con el Fiscal General, Wilbert Cetina Arjona y la secretaria General de Gobierno, María Fritz Sierra, para pedirles que ayuden a la mujer y que agilicen  las investigaciones, pero no cumplieron con su palabra.

Por tal razón no está considerando reunirse de nuevo con las autoridades yucatecas. “¿Para qué, para qué me den el avión y digan cosas que no cumplen?”, lamentó el sacerdote. 

Al hacer uso de la voz, Greta sostuvo que ahora vive en una pausa, con zozobra, miedo y frustración ante las autoridades. “Tengo que decirlo, ya no confío en ellas, es demasiado tiempo, esta persona (el agresor) no ha tenido ninguna consecuencia y mientras nosotros, mi hijo y yo, vivimos la mayoría del tiempo encerrados y sin tener calidad de vida”, enfatizó 

Lamentó que ha ido infinidad de veces a la Fiscalía para explicar una y otra vez la situación de violencia que sufrió, pero hasta el momento siguen sin consignar el expediente y sin detener a su violentador.

“Ya van 14 meses, las autoridades quieren detalles, que les proporcione más pruebas y no tengo más, he aportado todas…nosotros hemos hecho las investigaciones, no las autoridades”, criticó. 

Por cierto, las y los activistas indicaron que Greta no cuenta con una protección completa, pues a la escolta que se le tiene asignada por parte de la Fiscalía es intermitente y desaparece por horas, incluso en la madrugada, dejándola en estado de vulnerabilidad y sin la posibilidad de salir de su vivienda.

En este punto intervino Ligia Canto Lugo, madre de Emma Gabriela Molina Canto, quien recordó que bastó sólo un minuto para que asesinaran a su hija. Por tal razón, exigió mayor protección para Greta y que las autoridades hagan su trabajo para que acceda a la justicia.

En la rueda de prensa, el abogado Efraín Encalada dio a conocer que también personal de su despacho ha recibido amenazas de muerte, por lo que interpusieron la denuncia correspondiente.

“Hemos recibido contantemente amenazas de muerte. Hace unos días amenazaron a una compañera pasante, tenemos la prueba, dejaron “huella” en el teléfono y también ha habido en mi contra”, agregó. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *