•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Trabajadoras sexuales de esa comunidad se amparan contra reglamento municipal. Lamentan que ya hubo redadas en Mérida.

Por Claudia Arriaga

Mérida, Yucatán, 10 de diciembre de 2019.- Para la presidenta de la asociación Yucatrans, Abigail Trillo, las nuevas modificaciones del reglamento de Policía y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Mérida, que regulan el trabajo sexual, significaría un pase libre a las violaciones sexuales y detenciones que sufrió la comunidad transexual en la administración de la alcaldesa panista, Ana Rosa Payán Cervera.

“No queremos que se repite lo que vivimos con Ana Rosa Payan, que nos metían a las celdas y se permitían las violaciones masivas; pagabas tu multa y no te dejaban salir, eras expuesta porque salía tu nombre en los periódicos”, señaló en rueda de prensa.

“Estoy tratando de que eso no se pueda repetir, yo no se lo deseo ni a mi peor enemigo, a que pasen 25 personas sobre ti, quedas expuesta a que tengas una enfermedad” declaró.

Por su parte, Kenia Sarza, quien es transexual y trabajadora sexual, confesó que no tuvo otra opción de empleo. Fue discriminada por cómo vestía y por sus preferencias sexuales, además de que también fue víctima de violación y arrestada en el pasado.

“Pedimos ser escuchadas porque somos una población vulnerable. Yo trabajo por mi cuenta, ya que fui violada por mis derechos, por mi forma de ser y de vestir, pues he sido discriminada y no tengo un trabajo, por eso es que hago un trabajo sexual”, dijo.

Ellas y otras compañeras, con apoyo de con apoyo de Grupo Indignación y Unasse, presentaron un amparo a finales de octubre en contra de la fracción VI del artículo 15 relativo al título III “de las infracciones a la dignidad de las personas”, ya que, sostuvieron, criminaliza a este sector de la población.

Jorge Fernández Mendiburu, integrante de Grupo Indignación, comentó que estos cambios violan el artículo V de la Constitución de México “al meter en un solo cajón el trabajo sexual libre y digamos en su modalidad de trata, sanciona a quien lo hace de forma libre”.

El activista informó que ya han tenido reportes de redadas para detener a trabajadoras sexuales en la zona del Periférico de Mérida, en las inmediaciones de la salida hacía Kanasín.

Con el amparo, esperan que se declare la inconstitucional de la fracción del artículo antes citado, porque además omite políticas públicas municipales para este sector, concluyó Fernández Mendiburu.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *