•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Frente Nacional por la Familia y la Red ProYucatán insisten que esos temas no están relacionados con los derechos humanos.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 21 de noviembre de 2018.- Al insistir en que la familia está amenazada gravemente, dirigentes de los grupos conservadores Frente Nacional por la Familia y Red Pro Yucatán señalaron que el próximo gobierno federal debería realizar consultas a la población sobre la despenalización del aborto y el matrimonio igualitario, temas que, según indicaron, no están relacionados con los derechos humanos.

En conferencia de prensa, apuntaron que así como se tomó en cuenta la opinión de la ciudadanía sobre obras como el aeropuerto de la Ciudad de México o el Tren Maya, “deberían escucharnos para ver qué pretenden hacer” sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo o la interrupción del embarazo.

El líder de la Red, Salvador González Gutiérrez, declaró que las consultas que convocó el presidente electo, como la de los 10 programas prioritarios de su administración, “son una pérdida de tiempo (sic.) porque todos van a decir que sí”, por lo que es verdaderamente importante poner sobre la mesa temas como el aborto.

-Pero la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha dicho que los derechos humanos no tienen que ser sometidos a consulta, ¿qué opina al respecto?- se le preguntó.

“Olga Sánchez te va a decir muchas cosas y habrá que analizar todo lo que dice”, criticó el psiquiatra.

En ese punto, intervino Víctor Pinto Brito, presidente del Frente, quien recalcó que “si se considera el aborto un derecho humano, desde allí estamos fallando, porque matar nunca puede ser un derecho (sic.)”.

De esta manera, los entrevistados rechazaron que los derechos sexuales y reproductivos estén relacionados con los derechos humanos de las mujeres, así como que negarles el matrimonio a las personas homosexuales sea discriminación.

Además, los líderes de estos grupos de derecha catalogaron como “irresponsable” la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que otorgó un amparo a una pareja de hombres yucatecos para que el Registro Civil registre a su hijo biológico con los apellidos de ambos, reconociendo de esta manera su paternidad.

“La Corte avaló que cualquier persona puede pagar a una mujer para que le rente su vientre y se quede con el producto del embarazo (sic.)”, leyó González Gutiérrez, quien por cierto consideró como una aberración que las y los ministros hayan decidido no considerar la infidelidad como un delito.

Cabe mencionar que los dirigentes de dichas asociaciones subrayaron que no están en guerra ni se quieren pelear con López Obrador, pero que sí quieren entablar diálogos cuando se aborden temas relacionados con la familia.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *