•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La supuesta unidad tricolor llegó a las pocas horas de que Ivonne Ortega publicara una fotografía de los liderazgos que formaron una coalición para oponerse a la corriente rolandista. 

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 10 de enero de 2019.- El discurso de los liderazgos priistas yucatecos que ayer presentaron la “planilla de la militancia” rumbo a la renovación de la dirigencia estatal fue “la unidad y el regreso a las bases”. Sin embargo, también se puede interpretar como una coalición de todos contra el exgobernador Rolando Zapata Bello, un mensaje de que su corriente ya no puede seguir dominando al partido luego de la derrota electoral del 1 de julio.

Para el politólogo Juan Pablo Galicia Nahuatt, el primer aviso lo dio la ex mandataria Ivonne Ortega Pacheco, quien un día antes del acto en la Casa del Pueblo subió una fotografía a sus redes sociales en la que apareció acompañada de los actuales líderes del tricolor que “están a favor de una democracia interna” y que no pertenecen a la vertiente rolandista.

“Quien lo inicia es Ivonne Ortega, avisó que está regresando por sus fueros, luego que hubo muchos dolidos durante seis años; el mensaje es claro, que sea la militancia la que decida quién debe dirigir al partido, no los delegados políticos actuales, porque claramente la mayoría todavía la tiene Rolando Zapata”, explicó.

Y es que en la mencionada imagen figuran aquellos priistas que de alguna u otra forma fueron relegados durante el sexenio en el que Zapata Bello no sólo gobernó Yucatán, sino que también manejó el instituto y fue quien realmente decidió las candidaturas.

Por ejemplo, Jorge Carlos Ramírez Marín, quizá el que salió más fortalecido a nivel nacional tras los desastrosos resultados electorales de 2018, pues fue el único candidato del Revolucionario Institucional en ganar los comicios de todos los que compitieron por senadurías.

En la estampa también se ve a Felipe Cervera Hernández, quien obtuvo el empuje suficiente al imponerse en las urnas y llegar a presidir el Congreso del Estado. Es quien no sólo está encabezando la oposición al panista Mauricio Vila Dosal, sino es el que puede negociar con él de manera más directa.

“El problema de las candidaturas en las elecciones es que fueron impuestas por el entonces gobernador; el propio Mauricio Sahuí Rivero tuvo el visto bueno de Zapata, dejando  fuera a las otras corrientes… por eso, luego de la derrota electoral, lo que queda es recoger los pedazos del PRI y quienes pretenden hacerlo aparecieron en la foto”, explicó el especialista.

Abundó que ninguno de los que salieron en la fotografía es rolandista. Quizás alguno lo fue en su momento, o tal vez aliado, arropado o rescatado, pero nadie es del grupo del ex mandatario. Los liderazgos que habrían armado esa coalición son Ortega Pacheco, Ramírez Marín y Cervera Hernández.

“La intención con presentar esa planilla de unidad es que la elección de la próxima dirigencia del tricolor se abra a la militancia, pues es ahí donde funciona la ley del más fuerte, en donde los liderazgos carismáticos pueden vencer a los delegados de la corriente rolandista”, enfatizó al recordar que en la alianza también están los exlegisladores Francisco Torres Rivas y Pablo Gamboa Miner, quienes gozan de amplia simpatía de la base.

Esa “oposición” a Zapata Bello dentro del PRI se evidenció cuando en el “cónclave” que encabezó Ivonne Ortega Pacheco no fueron invitados Sahuí Rivero ni Víctor Caballero Durán, los rolandistas derrotados en la jornada electoral del 1 de julio.

“En los últimos días ellos dos estuvieron muy activos en sus redes sociales, se reactivaron con miras a la renovación de la dirigencia del partido, buscando posicionarse para ser los primeros en levantar la mano para cuando se abra la convocatoria, pero bueno, no aparecieron en la foto”, recordó Galicia Nahuatt.

Claro, al celebrarse el evento en donde se presentó la “planilla de la militancia” para integrar el nuevo Consejo Político Estatal del tricolor, que elegirá a los futuros dirigentes del partido, acudieron ambos personajes, se sumaron al llamado de unidad, a ese tan sonado regreso a las bases.

“¿Se reconcilió el priismo en tan sólo unas horas? ¿Para eso fue la foto de Ivonne, para forzar al rolandismo a negociar? ¿O se buscaron tras el anuncio del Gobierno del Estado de que se presentarán denuncias contra funcionarios de la administración pasada?”, se preguntó el experto luego del acto masivo en la Casa del Pueblo.

Por lo pronto, en su reaparición, Ivonne Ortega declaró ante la prensa que en la planilla buscaron que todos los grupos y fuerzas estén representadas y se reconozca la lealtad de la estructura. También reveló que estuvieron trabajando “de 36 a 48 horas” para lograr esa unión.

Eso sí, hasta ahora no se sabe a quién impulsarán para que sea el nuevo presidente del PRI en Yucatán. Felipe Cervera aseguró hace unos días que no está interesado en ese encargo, que su partido no está derrotado y que por ahora sólo son «una oposición transitoria”.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *