•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luego de dos meses sin ingresos por la pandemia del Covid-19, los albañiles solicitan a las autoridades que no los multen por compartir camionetas para trasladarse a sus centro de trabajo.

El fin de semana se viralizó el video de un alarife, quien entre lagrimas lamentó que la SSP le retuvó su vehículo y lo multó con 15 mil pesos. 

Por Claudia Arriaga.

Mérida, Yucatán, 29 de junio del 2020.-Tras dos meses sin empleo y sin ingresos, albañiles de Yucatán piden comprensión a las autoridades  para flexibilizar el tema de su movilización en camionetas  a sus centros de trabajo, pues aseguran que de esta manera evitan las aglomeraciones del transporte público ante posibles contagios de Covid-19, además  de que se ahorran el poco dinero que ganan.

El secretario del sindicato de Trabajadores Alarifes de la Construcción de la CTM, Bernabé Chan Castañeda, explicó que prefieren organizarse para transportar a un máximo de cuatro a seis personas en vehículos de cabina que exponerlos en la fila de los paraderos de autobuses del Centro Histórico.

“Deberían ser un poco flexibles porque la situación de hoy es nueva, hay una nueva normalidad, llevar a dos o cuatro trabajadores en una camioneta no quiere decir que me pase de listo, al contrario, evito que estén expuestas al usar transporte público  o estar aglomeradas donde tienen que transbordar en el centro de la ciudad, ahí falta visión y comprensión de las autoridades”, señaló.

Reveló que hasta el momento, los miembros de su sindicato han sido amonestados en seis ocasiones  por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública(SSP) por transportar a varios albañiles en las camionetas. Aunque no son multas económicas, han tenido que bajar a personal para continuar su trayecto hacia la obra.

También reconoció que ha habido casos de otros albañiles a quienes les han quitado sus vehículos en esta Ola Uno de reactivación económica.

Eso sí, Bernabé Chan declaró que siempre ha existido una persecución de la Dirección de Transporte (DTEY) hacia los alarifes. “Eso pasaba desde hace mucho, todo el tiempo se tiene que acreditar que no cobramos el pasaje y que son favores. La realidad es que la gente lo hace porque es más cómodo llegar y más seguro que usar transporte público”, abundó. 

Cabe mencionar que este fin de semana, un albañil de nombre Pablo Vicario denunció en redes sociales haber sido detenido y engañado por policías de la SSP para retener la camioneta en la que se dirigía con sus colegas de Mérida a Motul. 

En un video, detalló que los oficiales le pidieron acompañarlo a la Fiscalía General del Estado para entregarle documentos referentes a las medidas de circulación de la nueva normalidad. Sin embargo, lo que recibió fue una multa de 15 mil pesos y el decomiso del vehículo.

“Ya sufrimos más de dos meses sin trabajar, no sé qué siente el gobernador de darle órdenes a los (policías) estatales de quitarnos el medio de transporte que tenemos, a nosotros que tenemos familia para alimentar”, dice Pablo entre lágrimas.

Actualmente, de los 12 mil afiliados al sindicato de Alarifes, solo el 50 por ciento ha regresado a trabajar, pues el otro tanto decidió permanece en casa por ser población vulnerable en esta pandemia de Covid-19.

De acuerdo con su dirigente, han respetado las normas de salubridad, extremando cuidados, pues sería peor que se paralizarán de nuevo las construcciones. “Lo primero que hacen en la obra es medirte la temperatura al entrar y salir, no se permite comer en grupo, cada quien debe lleva su comida, por el momento se acabó la chicharreada”, comentó.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *