•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cientos de personas protestaron para exigir a las autoridades que no sean omisas ni guarden silencio ante estos crímenes, pero sobre todo, que adopten un plan para la erradicación de la violencia contra las mujeres.

P15

P1

P2

P12

P6

P3

P9

P10

P13

P21

P20

P17

Por Herbeth Escalante y Claudia Arriaga

Mérida, Yucatán, 30 de agosto de 2020.- No se quedaron calladas, cientos de personas salieron a protestar en contra de la violencia feminicida en Yucatán, alzaron la voz por Fernanda y todas las mujeres víctimas  de estos crímenes y recriminaron a las autoridades por ser omisas y no haber fijado un pronunciamiento ante esta alarmante situación.

La familia Gual Martín caminó por toda la avenida Paseo de Montejo cargando una manta que decía “Hoy nos falta una, nos falta Fernanda”, mientras que el resto de manifestantes la acompañaron en caravana de automóviles, tocando el claxon, gritando consignas y cargando fotografías de la joven y globos morados.

“Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”, exclamaban a todo pulmón las mujeres, los hombres, las niñas, los niños, todas y todos los que salieron a protestar para exigir que se detenga esta violencia que ha cobrado la vida de ocho mujeres este año en Yucatán, el estado más seguro del país. 

La indignación las motivó a salir a protestar, luego que Fernanda, de apenas 21 años de edad, fue asesinada a balazos por su exnovio hace unos días en una vivienda de Mérida, agresor que posteriormente se suicidó. 

“Hoy estamos reunidas para exigir justicia y verdad por Fernanda, si las autoridades avalaron con su silencio y sus omisiones la violencia feminicida, nosotras no. Exigimos justicia para Fernanda, pero también para Henrietta, Gladys, Ana, Suemi, Yazmín, Irlanda, Norma Yolanda, Yamili, y muchas otras mujeres que han sido y son víctimas de la violencia de género en Yucatán”, sostuvo la señora Lizbeth Ethel Martín Esquiliano, madre de la víctima, quien también recordó a las otras mujeres asesinadas este año.

Al tomar el micrófono, aseguró que su hija fue  una mujer empática y sensible al dolor ajeno, que luchaba y marchaba por esas mujeres a las que les apagaron la voz; por aquellas que su último aliento de vida fue tomado por un feminicida. Por eso mismo, ahora, ella sale a marchar y es la voz de Fernanda.

Declaró que las autoridades no cumplieron con su deber de prevención, tanto en el caso de Fernanda como el de las otras víctimas, además, no demuestran interés ni por lo ocurrido, ni por identificar los cambios o implementaciones necesarios para que no se repitan estos crímenes. 

“Ante el silencio por parte de las autoridades, exigimos que el Gobierno del Estado y los Gobiernos Municipales se pronuncien de manera pública en contra de la violencia de género, y condenen públicamente estos feminicidios”, insistió.  

También exigió que emitan un informe público y detallado de los casos de feminicidios cometidos durante el 2020,identificando las omisiones, errores y obstáculos en la actuación policiaca, administrativa en Yucatán, del personal de salud yo educativo, que permitieron o facilitaron la comisión de estos delitos.

Asimismo, que se adopte un plan para la erradicación de la violencia contra las mujeres y que las autoridades investiguen con enfoque de género, sin revictimizarlas  como familiares, y permitiéndoles  participar en el proceso.


Lizbeth Ethel de igual manera criticó la difusión de titulares estigmatizantes por parte de diversos medios locales ante estos crímenes, por lo que rechazó que reproduzcan estereotipos de género o que banalicen la violencia en contra de las mujeres. 

“A los medios de comunicación, les exigimos adoptar protocolos editoriales con perspectiva de género para abordar noticias sobre violencia de género, con el objetivo de no ser, así sea sin darse cuenta, fuente de validación para los agresores”, sostuvo.

Finalmente, hizo un llamado a todas las mujeres, colectivas, colectivos y organizaciones de la sociedad civila exigir que las autoridades cumplan con sus obligaciones, a exigir que se haga justicia y que se tomen todas las medidas necesarias para que no nos haga falta ni una mujer más. 

“Lo que hoy como familia nos mueve, es continuar con el legado de Fernanda, y luchar para que no haya otra Fernanda, que ninguna otra mujer sea violentada, y que todas puedan vivir libres de violencia”, sostuvo. 

En el acto también habló Sthepanya Gual, hermana de Fernanda, quien recalcó que la persona que la asesinó no podrá enfrentar las consecuencias de sus actos, pero ahora todas van a exigir justicia por las otras víctimas de feminicidio, para que las autoridades prevengan y garanticen una vida libre de violencia para las mujeres.  

“¡Ya basta de vivir con miedo de ser el siguiente feminicidio! Y si tenemos que quemar y destruir para que nos puedan escuchar, lo vamos a hacer, porque ya basta de tanta impunidad, de que las mujeres no estemos en las agendas. Yucatán tiene que abrir los ojos, pero no lo va a hacer mientras las cabezas de nuestro Estado y de nuestro Municipio se mantengan callados cobardemente”, declaró. 

Dijo que luego de estas tragedias, se han dado cuenta de que tenemos autoridades tibias e insensibles, por lo que necesitan que reconozcan con acciones concretas, que la violencia de género es real y que los feminicidios son un cáncer que está consumiendo a todas.

Por cierto, la familia Gual Martín lamentó que el Gobierno del Estado las bloqueó en esta protesta, pues no permitió que coloquen una pantalla en el Monumento a la Patria para exponer videos y recuerdos de Fernanda, por el contrario, pusieron unas vallas para que nadie se pueda subir. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *