•  
  •  
  •  
  •  
  •  

En las puertas del Congreso, señalaron que no se olvidarán de ellos en las futuras elecciones.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 24 de julio de 2019.- Integrantes de agrupaciones conservadoras y religiosas acudieron a la sede del Congreso del Estado para agradecer a las y los diputados que votaron en contra del dictamen que buscaba legalizar el matrimonio igualitario en Yucatán, e incluso les manifestaron que no se olvidarán de ellos al momento de “elegir a sus futuros políticos”.

En la puerta del recinto realizaron un pequeño mitin para expresar su agradecimiento a las y los 15 legisladores que votaron en contra de esa propuesta en las dos controvertidas sesiones del Pleno.

Incluso les entregaron un carta para declarar su respaldo antes las “agresiones e insultos de grupos totalitarios y verdaderamente  intolerantes (sic).”, haciendo referencia a quienes integran la comunidad LGBT+ que, como se sabe, exige la igualdad de derechos.  

En el documento señalaron que la iniciativa buscaba la derogación de la institución matrimonial “para hacerla servir a los propósitos ideológicos de lo que hoy es ya conocida como la ideología de género (sic.)”. De hecho, precisaron que el dictamen representaba “un peligro latente”.

“Por lo anterior, les expresamos nuestro profundo agradecimiento y extendemos nuestro absoluto respaldo a los 15 diputados que valientemente votaron en contra de esta iniciativa, para verdaderamente representar a la enorme mayoría de la ciudadanía yucateca y de este modo salvaguardar también el pilar institucional que representa el matrimonio civil y nuestra constitución local”, se lee en la misiva.

“A pesar de las agresiones e insultos de grupos totalitarios y verdaderamente intolerantes, cuentan y contarán con nuestro apoyo irrestricto de la mayoría del pueblo yucateco, pacifico y respetuoso, en cada ocasión en que deban enfrentar cada intento de subvertir ideológicamente  las  instituciones de nuestro estado”, señalaron.

La carta termina recalcando que la mayoría no olvidará a aquellas diputadas y diputados que realmente los representan, al momento de elegir a sus futuros políticos.

El documento está firmando por Víctor Pinto Brito, del Frente Nacional por la Familia, a quien se le ubica por oponerse abiertamente al derecho de la mujer de decidir sobre su propio cuerpo.

También por Víctor Chan Martín, de la Red para la Familia por Yucatán, quien se convirtió en el primer funcionario en ser despedido en el actual gobierno estatal, pues sólo estuvo al frente de Centro de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana (Cepredey) durante tres meses. Se le recuerda por llevar pastores evangélicos a eventos oficiales.

De igual forma, por Marcos Vera Badías, de la Unión por la Familia, considerado “vocero” de grupos de ultraderecha en la entidad y quien es miembro de la asociación apostólica Caballeros de Colón, un grupo de choque al servicio de la jerarquía católica.

Otros que signaron la carta son Jorge Solís Alonzo, del Consejo Interreligioso de Yucatán;  Altia Celis Quintal, de la Red Pro Yucatán, y Reyes Escalante Escalante, de la Unión Nacional de Padres de Familia.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *