•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Yucatán, Michel Salum Francis, declaró que se requiere este tipo de financiamiento porque la contingencia del Covid-19 ha puesto en jaque a muchas compañías.

Por su parte, la bancada del PRI señaló que está a favor de garantizar que la contingencia en materia de salud y económica sea solventada, pero con transparencia en el uso de los recursos. 

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 26 de marzo de 2020.- La propuesta del Gobierno del Estado de solicitar financiamientos por tres mil 228 millones de pesos para revertir el golpe económico provocado por el Covid-19 en Yucatán será respaldada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), pues de acuerdo con su presidente, Michel Salum Francis, “las empresas requieren créditos para poder pagar la nómina de sus empleados, no hay ventas y no podemos aguantar más”.

En entrevista para Haz Ruido, señaló que la iniciativa que envió el gobernador Mauricio Vila Dosal al Congreso del Estado tiene que aprobarse, ya que ese tipo de préstamos son necesarios cuando ocurren contingencias como la actual.

“El estado tiene la capacidad de endeudamiento para gestionar préstamos, pero no quiere decir que se va a ocupar todo el dinero. Sí es bueno que haya una línea de crédito autorizada para lo que se pueda ir requiriendo, claro, siempre y cuando haya manera de monitorear ese dinero para que se cumpla con la transparencia”, recalcó.

A pregunta expresa, declaró que las cámaras que integran el CCE respaldarán las propuesta del mandatario, pues parte de esos recursos servirían para otorgar créditos blandos a las compañías que actualmente se encuentran en jaque por la crisis sanitaria. 

“Claro, imagínate lo que pudiera suceder si no hay ese apoyo, mucha empresas no tienen dinero para pagar la nómina de fin de mes. Tenemos el compromiso de no despedir empleados y no queremos despedirlos, pero todo tiene un límite, por eso se necesita acceder a créditos blandos para sobrellevar esta contingencia”, sostuvo. 

Además, dijo Salum Francis, el recurso que recibirían serían préstamos que devolverán, es decir, no sería fondo perdido. 

Como hemos informado, de la propuesta de financiamiento se utilizarían mil 728 millones de pesos para obra pública que detonarían la economía de Yucatán, a lo que Salum Francis se pronunció a favor, pues dijo que el sector de la construcción es el que deja más derrama a nivel transversal.

Por lo pronto, anunció que ha solicitado al Congreso una reunión con las y los diputados para exponerle la situación que atraviesan los negocios en la actual contingencia e invitarlos a aprobar la iniciativa de Vila Dosal.

“Porque todos los sectores tenemos un denominador común: no hay ventas, han bajando entre 50 a 90 por ciento y hay empresa que no tienen la capacidad de aguantar más tiempo así”, finalizó.

PRI, a favor de la transparencia

Sobre la iniciativa del gobernador, la bancada del PRI en el Congreso del Estado fijó una postura, recalcando que se requiere asegurar la transparencia en el manejo y distribución de los recursos que se destinarán para cada acción encaminada a mitigar los efectos del coronavirus, garantizando que el apoyo llegue a quienes más lo necesitan.

Las y los legisladores manifestaron que están a favor de garantizar que la contingencia en materia de salud sea solventada, brindándoles equipamiento, insumos y recursos necesarios a quienes están atendiendo esta área, así como resguardar la economía de quienes, de manera directa o indirecta, están siendo afectados en el ámbito laboral por las medidas de seguridad e higiene decretadas ante esta pandemia.

“Por eso, y de manera responsable estamos analizando a fondo la propuesta enviada por el Ejecutivo, para lo cual propondremos, cuidando de manera estricta todos los protocolos sanitarios y de convivencia implementados, las reuniones que sean necesarias con los funcionarios del Ejecutivo estatal para que despejen cualquier duda y de ahí se desprenda una decisión que sea en favor de todos los habitantes de Yucatán”, señaló.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *