•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Del total de casos, solo seis ya cuentan con sentencia condenatoria y dos fueron sobreseídos por la muerte de los agresores. 

Por Claudia Arriaga.

Mérida, Yucatán, 13 de enero de 2020.-En cinco años, al menos 18 mujeres fueron víctimas de feminicidio en grado de tentativa en Yucatán, es decir, sus agresores intentaron terminar con su vida por razones de género, pero ellas lograron sobrevivir. 

De acuerdo con información de la Unidad Estadística del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, se tratan de casos recibidos por las juezas y jueces desde el 2014, año en que se tipificó el feminicidio como delito en el Código Penal, hasta diciembre del 2019.

Cabe mencionar que actualmente el Código considera que cualquier delito podría ser considerado como tentativo –cubriendo ciertas características de los artículos 16 y 17- y, por lo tanto, se tendría que castigar. De acuerdo con este último apartado, la tentativa será punible “cuando la resolución de cometer un delito se exteriorice realizando en parte o totalmente los actos ejecutados”.

Sin embargo, las asociaciones civiles defensoras de derechos humanos han enfatizado que se requiere que quede totalmente clara la figura de feminicidio en grado de tentativa en las leyes yucatecas, para evitar interpretaciones de las y los impartidores y procuradores de justicia que puedan dejar en libertad a los agresores.

Al respecto, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Yucatán, Ricardo Ávila Heredia, sostuvo que el Congreso del Estado es el único que puede analizar el tema y cambiar el Código Penal.

“En otros estados del país, lo que hicieron es que cierto tipo de lesiones los consideran feminicidios, pero la tentativa está para todos los delitos que lo permiten. Ya corresponderá al Congreso analizarlo” puntualizó. 

De los 18 juicios por feminicidio en grado de tentativa, solo seis ya cuentan con sentencia condenatoria y dos fueron sobreseídos por la muerte de los imputados.

Preocupa el número de feminicidios consumados, es decir, en los que el agresor logró acabar con la vida de la víctima, ya que la diferencia es mínima si se compara con los que fueron tentativos.

En el mismo periodo de tiempo, se presentaron 20 casos de feminicidios en los juzgados, de los cuales 16 ya tienen sentencia condenatoria y uno fue sobreseído, explicó el magistrado Ávila.

Actualmente siguen en proceso tres juicios por feminicidio consumado y diez por grado de tentativa. Es decir, un total de 13 casos continúan pendientes por sentenciar en Yucatán.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *