•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La legisladora de Movimiento Ciudadano cuestionó esta medida aplicada en la actual pandemia, que ha provocado 18 muertes, venta clandestina, robos, intoxicaciones y afectaciones económicas.

Por Redacción

Mérida, Yucatán, 21 de mayo de 2020.-La diputada de Movimiento Ciudadano, Silvia López Escoffié, cuestionó la Ley Seca que se aplica actualmente en Yucatán debido a sus repercusiones en la actual pandemia, como la muerte de al menos 18 personas que bebieron alcohol adulterado, detenidos, robos de comercios, intoxicaciones y afectaciones económicas. 

 En la sesión de ayer en el Congreso del Estado, la legisladora recordó que esta medida fue adoptada como medida de prevención sanitaria y para evitar la violencia domestica contra mujeres y el abuso de niños, pero, recalcó, ha causado casi una veintena de muertes, detenidos, intoxicaciones y una gran suma de quejas.

Recordó que esta semana van 18 decesos en Yucatán por consumir alcohol adulterado, «es decir, un número mayor que los casos de feminicidios registrados en los últimos dos años». 

Las víctimas, insistió, llegan al hospital en estado crítico, con nauseas, vomito, visión borrosa, ceguera y, en algunos casos, con crisis convulsivas que los llevan a la muerte.

López Escoffié agregó que la venta clandestina, los precios, el robos a agencias de cervezas y la comercialización de alcohol adulterado aumentó en últimas semanas, desde que se aplica la Ley Seca.

“En Yucatán existen puntos de venta clandestinos que no controlan las materias primas con las que se elaboran estas bebidas alcohólicas, problema que se ha presentado desde hace varios años y que ha generado la muerte de personas”, dijo.

 Abundó que en el 2018, de acuerdo con la Secretaria de Salud de Yucatán (SSY), los ingresos hospitalarios relacionados al consumo de alcohol reflejaban que el 38 por ciento era por cirrosis hepática, mientras que el 42 por ciento era por intoxicación causada por el consumo de alcohol adulterado, “lo cual nos refleja que la venta clandestina de bebidas alcohólicas representa un mayor problema que afecta a la población”.

En ese sentido, López Escoffié aseguró que el alcohol es un factor determinante que incide en la vida de muchas personas y cuando no lo consumen propicia un crecimiento de la ansiedad y el estrés, irritabilidad, posibles reacciones violentas, ideas suicidas y desesperación.

Advirtió que ante la aplicación de la “Ley Seca” se puede llegar a producir incluso un efecto de abstinencia en las personas, lo cual puede generar un aumento en los índices de violencia familiar. 

“La Ley Seca además los impactos por la restricción de la venta de alcohol deriva en pérdidas de miles de millones de pesos cada mes. Esta medida afecta el recaudo derivado de los impuestos a licores y cervezas, lo que significa que la federación dejaría de recibir un estimado de 5 mil millones de pesos en un mes y que son indispensables para enfrentar la contingencia y apoyar a los Estados”, reveló.

En ese sentido, la diputada de Movimiento Ciudadano exhortó a la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) para que dé a conocer los resultados de las investigaciones sobre los puntos de venta clandestina de alcohol y que se castigue a los responsables.

De igual forma, solicitó a las autoridades analizar a profundidad la aplicación y resultados obtenidos de la “Ley Seca” en Yucatán durante esta contingencia. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *