•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se esperaba que aproximadamente 14 mil personas acudirían a dicha zona arqueológica el 21 de marzo, la mayoría extranjeras, para presenciar el descenso de Kukulcán, por lo que habrá una fuerte repercusión económica a las arcas estatales.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 16 de marzo de 2020.- El hecho de cancelar la entrada a la zona arqueológica de Chichén Itzá en las fechas del equinoccio debido a la contingencia del coronavirus Covid-19, traerá fuertes repercusiones económicas. Tan sólo para el día 21 de marzo, que es cuando llegan más turistas, se estima perder ingresos superiores a los 4 millones 359 mil pesos.

De acuerdo con información recabada en Patrona Cultur, se esperaba una visita similar a la del año pasado, cuando 14 mil personas presenciaron el descenso de Kukulcán el día de la entrada de la primavera. 

Por lo general, el 70 por ciento de las y los turistas que llegan a Chichén Itzá el 21 de marzo son extranjeros, a quienes esta vez se les pretendía cobrar 417 pesos por el servicio del parador turístico.

Es decir, considerando la cantidad de extranjeros del 2019, la pérdida económica sería de 4 millones 86 mil 600 pesos aproximadamente.

El otro 15 por ciento de las y los visitantes son nacionales, es decir, que vienen de otras entidades del país, para quienes la cuota estatal es de 130 pesos. Considerando que el año pasado entraron a Chichén 2 mil 100 turistas mexicanos, la pérdida económica andaría en los 273 mil pesos.

Por tal razón, entre turistas internacionales y mexicanos, el Gobierno del Estado no recibirá alrededor de 4 millones 359 mil 600 pesos en cuotas del Patronato Cultur, justo en el día considerado el de mayor afluencia para dicha zona arqueológica.

En cuanto al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), cuya cuota general es de 80 pesos -y que sí le cobra a residentes de Yucatán-, estaría perdiendo un millón 120 mil pesos el 21 de marzo.

Ayer, en un mensaje  a la población, el gobernador Mauricio Vila Dosal recordó que para estas fechas, Chichén Itzá y Dzibilchaltún reciben a más de 50 mil personas de todo el mundo, por lo que se tomó la decisión de cerrar el acceso los días 20, 21 y 22 de marzo como medida para evitar contagios por el Covid-19. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *