•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Asegura que no vulneró los estatutos priístas al votar por el empréstito, por lo que confía que no será expulsado. Además, dijo que la Constitución establece que los legisladores no pueden ser reconvenidos por sus opiniones que manifiesten por el desempeño de sus cargos.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 22 de mayo de 2020.- Aunque la dirigencia nacional del PRI anunció que iniciará un proceso para expulsarlo, el diputado Luis Borjas Romero declaró que esta controversia no provocará afectaciones internas en ese partido en Yucatán y recalcó que votó a favor del empréstito porque puso por delante la salud y el hambre de las familias yucatecas.

Como hemos informado, anoche el presidente nacional del tricolor, Alejandro Morena Cárdenas, anunció que serían expulsados del partido los cuatro legisladores que votaron a favor de la deuda de mil 728 millones de pesos que solicitó el gobernador panista Mauricio Vila Dosal. 

El campechano se fue en contra de Borjas Romero,  Lila Frías Castillo, Mirthea Arjona Martín y Warnel May Escobar. Después publicó un tuit menos agresivo, precisando que los llamará a cuentas para que expliquen sus actos.  

Al respecto, Borjas precisó que la decisión que tomó junto con sus otros tres compañeros fue platicado previamente con todos los integrantes de la bancada y, recalcó, se fue construyendo durante varias semanas con la participación de la sociedad yucateca, cámaras empresariales y hasta con legisladores federales de diferentes partidos, incluyendo del PRI. 

Además, continuó, presentó otra propuesta en la Comisión de Presupuesto que se sumó a la original de Vila, la cual fue avalada por la mayoría de los diputados priístas.“Eso nos daba certeza de constuir un “sí” por los yucatecos, por eso respaldamos el dictamen”, agregó.

En ese sentido, declaró que ante la actual contingencia sanitaria no es momento de partidos políticos ni de ideologías, más bien hay que pensar en la necesidad de las personas. “Y la principal causa es la salud y el hambre de las familias, eso pusimos por delante, así que estoy convencido que la decisión que tomé con mis compañeros fue la mejor”, agregó.

Borjas Romero recordó que la Constitución mexicana señala que las y los legisladores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos y jamás podrán ser reconvenidos por ellas. 

“Y estoy seguro que el presidente de mi partido conoce estas disposiciones constitucionales para el ejercicio y representación que tenemos. En la plática que vayamos a tener con él vamos a plantearle eso y después  daremos un nuevo mensaje al priísmo de Yucatán y de México”, declaró.

Reiteró que su voto a favor del empréstito se ejerció en un ambiente de respeto en la bancada del PRI, por lo que no considera que la controversia con Alejandro Moreno vaya a provocar afectaciones internas. 

Insistió que su decisión no va en contra de los estatutos ni de los documentos básicos de identidad priísta, más bien lo hizo por las familias que están padeciendo necesidades en la actual crisis “y eso me da mayor certeza de que estoy en el camino correcto”.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *