•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reportan que en la fábrica no se toman las medidas de higiene adecuadas para evitar enfermar de coronavirus Covid-19.

Además de que los obligan a trabajar durante mucho tiempo, sin seguir las recomendaciones de las autoridades de salud. 

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 26 de marzo de 2020.- En plena contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, la empresa Leoni Wiring Systems de Yucatán aglomera a cientos de obreras y obreros en su nave sin tomar las adecuadas medidas de higiene, haciéndolas trabajar de ocho a 12 horas seguidas, lo que representa un riesgo para su salud.

Así lo relataron empleadas y empleados de dicha compañía a Haz Ruido, quienes por temor a perder su empleo pidieron se respete su anonimato. Recalcaron que temen contagiarse, por lo que esperan que las autoridades estatales tomen cartas en el asunto.

La preocupación aumentó en los últimos días, pues en la planta se rumora que cuatro personas han presentado síntomas de Covid-19. “Aunque no nos consta que realmente están enfermos, sí estamos preocupados, porque no nos informan nada ni toman medidas para evitar contagios”, señaló uno de los entrevistados.

Desde las 7 de la mañana llegan los trabajadores a la planta de Leoni, en donde fabrican arneses, es decir, todo lo relacionado con los sistemas eléctricos de los automóviles, en especifico de las marcas Volvo y General Motors.

Lo delicado del asunto es que en la puerta ya no le toman la temperatura a todos los trabajadores para saber quiénes tienen fiebre. “Los escogen al azar, a dos sí y a 10 no, ya no les interesa, porque para ellos eso es pérdida de tiempo en la producción”, contó otra empleada.

Y no sólo eso, no hay acciones estrictas para vigilar que las y los obreros se pongan gel antibacterial antes de iniciar con sus labores. Es decir, no se cumple adecuadamente con una medida básica que exige la Secretaría de Salud ante la pandemia del Covid-19.

Además, de lunes a miércoles, las y los empleados tienen que trabajar ocho horas seguidas, mientras que los jueves y viernes son 12. O sea, pasan mucho tiempo aglomerados en la fábrica, cuando la recomendación de las autoridades es evitar que muchas personas estén juntas en un mismo espacio.

Para colmo, Recursos Humanos les advirtió que únicamente retirarían a sus hogares a quienes padecen enfermedades crónico-degenerativas, pero sin pagarles el sueldo completo, sólo del 30 al 60 por ciento de lo que ganan a la semana.

A pesar de que los trabajadores han intentado irse a paro por esta situación, no cuentan con el respaldo de su sindicato, por lo que su única esperanza es que las autoridades supervisen esas irregularidades en Leoni.

“De hecho, los gerentes y supervisores ya dijeron que no cerrarán las instalaciones hasta que el gobierno se los ordene, pues para ellos cerrar representaría perder millones de pesos”, sostuvo otra de las entrevistadas. 

Manifestaron estar preocupados, pues no quieren enfermarse ni contagiar a sus familiares. Además, recordaron que son cientos de personas laborando ahí, de Mérida, Motul, Izamal, Umán, Tizimín y Kanasín, entre otros municipios. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *