•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luego que denunció que intentaron demoler la casa en donde vive, ahora está por iniciar un proceso jurídico, pero no tiene dinero para los gastos. 

Por Claudia Arriaga.

Mérida, Yucatán, 2 de agosto del 2020.-Hace casi un mes, a Verenice Lara  Parra y a sus tres hijas les intentaron demoler la casa con ellas adentro. No se quedó callada, denunció la agresión públicamente y ahora sólo busca llegar a un acuerdo que garantice un techo para las menores.

Además, posterior a la difusión de su caso por parte de Haz Ruido, al menos tres abogados se pusieron a su servicio y también la sociedad civil se ha interesado en acompañarla. Sin embargo, en el camino hubo quienes intentaron defraudarla con la asesoría jurídica.

Incluso hubo quienes trataron que acepte un acuerdo económico que ni siquiera alcanzaría para pagar la renta de un predio por seis meses.

Como hemos informado, Verenice estuvo casada por bienes separados y la casa le pertenecía a su exmarido, quien no le pasa pensión y  que vendió el inmueble sin avisarle, consciente de que sus tres hijas aún habitan ahí. Con el dinero de la venta, adquirió una casa en el fraccionamiento Las Américas que no escrituró a su nombre para no cederla a las menores.

Afortunadamente, el caso de Verenice dio un giro y ahora tiene la oportunidad de que con una nueva defensa legal pueda recuperar una parte del patrimonio de sus hijas. Sin embargo, aunque solo debe pagar gastos de papelería y pasajes de transporte público para el nuevo proceso jurídico, su situación económica es complicada debido a la pandemia.

Ella no cuenta con un trabajo e ingresos fijos, por lo que pide ayuda de la ciudadanía para reunir un poco de dinero y evitar que la falta de recursos de nuevo le impida acceder a la justicia. También los alimentos (despensa) y ropa son bienvenidos. 

*Si deseas colaborar lo puedes hacer contactándola directamente o a través del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF). Escríbenos vía mensaje de Facebook para proporcionarte sus datos.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *