•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz,  notificó al gobernador que el cobro en los recibos de luz no era viable.

Mauricio Vila declaró que no irá a tribunales y que ha tomado la decisión de no activar otros mecanismos de recaudación.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 15 de enero de 2020.- El gobernador Mauricio Vila Dosal anunció esta mañana que cancelará el impuesto de mantenimiento de infraestructura tecnológica de seguridad, el cual pretendía cobrar a la ciudadanía a través de los recibos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En un mensaje a los medios de comunicación, el mandatario reconoció que se reunió con el director general de dicha paraestatal, Manuel Bartlett Díaz,  quien le notificó que el cobro por medio de dicho recibo no era viable.


“El resultado de esa reunión nos encaminaba a un conflicto jurídico entre el gobierno federal y el gobierno estatal, ya que como estado soberano estamos en nuestro derecho de interponer los recursos jurídicos pertinentes. Sin embargo, la convicción de esta administración es que los ciudadanos ya no quieren confrontaciones estériles sino resultados tangibles”, dijo el mandatario.

En ese sentido, Vila Dosal declaró que ha tomado la decisión de no activar otros mecanismos de recaudación, como podría ser a través del recibo de agua potable y, por lo tanto, ya no habrá el impuesto a la infraestructura tecnológica en materia de seguridad.

“He tomado la determinación de continuar con la inversión en mantenimiento de la seguridad, sin embargo, esta será financiada ampliando las políticas de austeridad que están en marcha desde el primer día de esta administración; seguiremos haciendo más con menos, con la firme convicción de que todo sacrificio que hagamos será para proteger uno de los bienes más preciados de las familias yucatecas, que es su seguridad”, sostuvo  


El gobernador agregó que ha instruido  al consejero Jurídico, Mauricio Tappan Silveira, a que de inmediato active el instrumento legal correspondiente para que el nuevo impuesto quede sin efectos.


También, pidió a la Secretaría de Administración y Finanzas, Olga Rosas Moya, que refuerce las medidas de austeridad anunciadas al inicio de esta administración. “He ordenado que ningún mando medio y superior de este Gobierno goce de aumento de sueldo, que se adelgace la estructura burocrática que no tenga que ver con prestación de servicios básicos y que se amplíen, en general, las medidas de ahorro presupuestal tomadas en esta administración” añadió.


Reiteró que no hay tiempo que perder en litigios ni en confrontaciones estériles en tribunales, en las que nadie gana y, enfatizó que la seguridad de las familias yucatecas es tan importante, “que no podemos permitir que sea rehén de intereses mezquinos o víctima de intereses políticos”.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *