•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El INPI reporta 125 defunciones y mil 141 contagios de personas mayas, pero habría un subregistro en esos datos oficiales, pues no todos los pacientes se reconocen como indígenas.

El investigador de la UADY, Miguel Güemes, precisó que en la población maya hay una alta prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas y desnutrición, lo que también incide en el elevado porcentaje de decesos al contagiarse de Covid-19.

Por Herbeth Escalante.

Mérida, Yucatán, 11 de agosto de 2020.- La pandemia del Covid-19 evidenció una vez más que la población maya enfrenta serios obstáculos para acceder a servicios de salud y a una alimentación de calidad, pues lamentablemente, se reportan 125 decesos de habitantes indígenas a causa de esta enfermedad en Yucatán.

De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), el estado se ubica en primera posición a nivel nacional en cuanto a decesos y casos confirmados de Covid-19 de pobladoras y pobladores que se reconocen como indígenas.

En la actual contingencia sanitaria, en Yucatán se han registrado 125 defunciones de habitantes originarios, superando a entidades como Oaxaca, que reporta 98 casos, o el Estado de México, en donde van 81.

Además, en nuestro estado se han contabilizado mil 141 personas mayahablantes que se contagiaron de coronavirus, de acuerdo con el estudio “Covid-19 México: Panorama en población que se reconoce como indígena”, que publicó el INPI hace unos días.

Yucatán está arriba, por mucho, de Oaxaca, en donde se contabilizan 577 casos positivos; San Luis Potosí con 531; Ciudad de México, 512; y el Estado de México, 397.

Para el profesor de la Unidad de Ciencias Sociales del Centro de Investigaciones Regionales de la UADY, Miguel Güemes Pineda, hay un subregistro en esos datos oficiales, pues la realidad en las comunidades apuntan que son muchas más personas contagiadas o que han fallecido por esa enfermedad.

“Hay que tomar en cuenta que no todos los pacientes declaran ser de origen maya o mayahablantes, o por las circunstancias (de la atención médica) no siempre se les pregunta. Definitivamente hay un subregistro de esos datos del INPI, tanto en contagios como en decesos por Covid”, recalcó.

El investigador señaló que en estos meses ha tenido contacto directo con personas de Tzucacab, Dzemul y Yaxcabá, en donde ha podido observar que la población indígena se encuentra en una situación vulnerable en esta pandemia.

“Además, no todos los fallecimientos se reportan, por ejemplo,  hay adultos mayores que prefieren quedarse en sus casas a morir en vez de llegar a un hospital en donde saben que de todas formas saldrán muertos”, indicó.

Güemes Pineda precisó que en la población maya hay una alta prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas y desnutrición, lo que también incide en el elevado porcentaje de decesos al contagiarse de Covid-19.

Y es que, de acuerdo con el estudio del INPI, el 41.3 por ciento de los pobladores indígenas en México que fallecieron por esa enfermedad tenía hipertensión, mientras que el 39.1 padecía diabetes y el 24.7 obesidad.

“La incidencia de esas enfermedades en la población maya es muy alta, por la mala calidad de los servicios de salud y por su alimentación precaria basada en productos procesados, enlatados, envasados y azucarados”, apuntó el académico.

Dijo que el sistema inmunológico de los pobladores mayas está por los suelos, principalmente porque los productos procesados que consumen han sustituido a los alimentos de la milpa. 

“Es un panorama desolador que ya se veía venir, sobre todo por problemas como la diabetes que está arrasando con la población indígena de nuestro país. La diálisis y las amputaciones son el pan de cada día en las comunidades mayas, y el Covid-19 vino a agudizar más este problema de salud”, recalcó. (Foto de Lorenzo Hernández)


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *