•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La paraestatal paga cerca de 100 millones de pesos en electricidad. Pese a esta situación lograron que no se vaya a la quiebra, indicó su director, Sergio Chan.

Por Herbeth Escalante

Mérida, Yucatán, 9 de octubre de 2019.-La tarifa de electricidad que le cobran a la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) subió aproximadamente 30 por ciento en un año,  lo que impactó directamente las finanzas de la paraestatal en cuanto a la producción del vital líquido,  pero que no repercutió en el servicio que presta a las y los meridanos.

Así lo dio a conocer el director de la paraestatal, Sergio Chan Lugo, quien recordó que este insumo eléctrico es vital para el funcionamiento de las bombas del equipo electromecánico de extracción y potabilización de las cuatro plantas que tienen.

Agregó que ahora pagan en electricidad lo que equivale al 50 por ciento de lo que erogan para los sueldos de todos los trabajadores de la Japay. 

“La tarifa eléctrica tuvo un incremento desmedido en su precio, así como sucedió con las casas de los ciudadanos también subió en la Japay. En 2018 pagábamos 70 millones al año y en este 2019 nos toca pagar casi 100 millones de pesos”, explicó.

Este rubro representa el 25 por ciento del gasto total que paga la paraestatal, sin embargo, el funcionario dijo que a través de mecanismos de eficiencia en el manejo de los recursos han logrado que ésta no quiebre. 

De hecho, Chan Lugo señaló que pese a esta situación hasta el momento no se tiene contemplado elevar las tarifas del servicio de agua potable el próximo año.

Además, informó, una de las estrategia que pretenden implementar en 2020 para reducir los costos eléctricos es la colocación  de paneles solares en las plantas potabilizadoras que tienen en la capital yucateca. 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *