•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El  promedio mensual de los ingresos de los ciclistas meridanos es de 4 mil 638 pesos, cuando a nivel nacional es de 5 mil 800.

El uso de la bicicleta representa un factor de estabilidad económica familiar, si tomamos en cuenta los bajos sueldos de un alto porcentaje de la ciudadanía.

Por Herbeth Escalante 

Mérida, Yucatán, 17 de octubre de 2019.- La bicicleta se ha convertido es uno de los medios de transporte más prácticos y de mayor uso en Mérida, no sólo por su eficiencia en distancias largas, sino porque representa un factor de estabilidad económica familiar si tomamos en cuenta los bajos ingresos de un alto porcentaje de la ciudadanía.

De acuerdo con el Perfil Ciclista que elaboró la Agencia Alemana de Cooperación Internacional a partir de estudios realizados en cinco ciudades mexicanas, en la capital yucateca el porcentaje del uso regular de la bicicleta a la semana es altísimo,  con un 88.2.

“El 68.2 por ciento de los ciclistas encuestados respondieron que la emplean diario, los siete días de la semana, lo usan para todo, para ir al trabajo, a la escuela, ir a comprar, para sus actividades cotidianas”, puntualizó Edgardo Bolio Arceo, director Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN) del Ayuntamiento de Mérida, que colaboró en la investigación.

El otro 10 por ciento usa la bicicleta con una frecuencia de seis días y otro 10 por ciento durante cinco días a la semana. “Esto podría interpretarse que no pedalean por entretenimiento, ni por el cuidado de su salud o el medioambiente, sino que quizás es su único medio de transporte”, añadió el funcionario.

En el estudio, en el que también colaboró el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP) y Ciclociudades, se evidenció que el factor económico es fundamental para el empleo de la bicicleta en Mérida.

De hecho, el promedio mensual de los ingresos de los ciclistas meridanos es de 4 mil 638 pesos, cuando a nivel nacional es de 5 mil 800, por lo que se ubica en el último lugar en ese ranking.

“Es gente de bajos ingresos, por lo que el uso de la bicicleta aparentemente les ha funcionado para mantener el gasto familiar estable, se están ahorrando el dinero de los pasajes de autobuses. Casi el 22 por ciento asegura que la razón principal de andar en bicicleta es porque les sale más barato”, señaló Edgardo Bolio, quien precisó que diversas encuestas locales apuntan que las y los  yucatecos pueden llegar a gastar hasta el 30 por ciento de su salario en transporte.

Si tomamos en cuenta que en Mérida la tarifa del transporte urbano es de 7.50 pesos y que por lo general para los traslados de la casa al trabajo y viceversa se utilizan cuatro autobuses, los ciclistas se estarían ahorrando 720 pesos mensuales, claro, si trabajan de lunes a sábado.  

Los datos también indican que la bicicleta es una opción real de movilidad en Mérida, pues representa cerca del tres por ciento de todos los viajes, cuando la media nacional es de aproximadamente dos por ciento. 

La encuesta también arrojó que las ocupaciones más frecuentes de los ciclistas son empleados, estudiantes y albañiles. Además, el 66.2 por ciento de los entrevistados indicó que el destino de los viajes en bicicleta es su centro de trabajo.

Edgardo Bolio informó que la motivación principal del 53.3 por ciento de los entrevistados es que el uso de la bicicleta es más rápido y práctico. “Esto nos habla  que es un medio de movilidad importante para distancias razonables y que lo prefieren porque el sistema de transporte público es muy complicado… les funciona en vez de estar perdiendo tiempo en los trasladados en autobuses o esperando en los paraderos”, agregó.

¿Pero cuáles son las edades de los ciclistas? Los resultados del estudio son sorprendentes: la mayoría, el 24.6 por ciento, tiene entre 45 y 60 años, mientras que el 14.1 por ciento supera los 60 años. No es como en otras ciudades en donde los jóvenes son los que más usan bicicleta, en la capital yucateca la gente adulta es la que pedalea. 

El calor no es impedimento

A pesar de que en Mérida las temperaturas oscilan entre los 35 y 40 grados, el clima extremo no es la principal dificultad que enfrentan los ciclistas meridanos. “Están acostumbrados al calor, son bravos”, señaló el director del IMPLAN.

Por el contrario, el 57.4 por ciento manifestó que el mayor problema que desafían es la falta de seguridad en el tráfico, mientras que el 18.7 por ciento indicó que la infraestructura vial no es la adecuada.

El otro 6.7 por ciento señaló que hace falta señalización y únicamente el 3.8 dijo que su principal dificultad es el clima. 

“Estos indicadores nos dicen que el peligro está en la calle, que está fallando la seguridad en las vialidades, tan es así que el tema de las temperaturas queda supeditado. Por eso la tercera parte de los ciclistas declaró que ha sufrido algún tipo de percance, ya sea una colisión, caída o accidente”, explicó Bolio Arceo.

Con el Perfil Ciclista de Mérida, las autoridades municipales coinciden que se requieren políticas públicas que le apuesten a la movilidad sustentable, que favorezcan la convivencia de las bicicletas con los vehículos automotores. 

Además, colocar más señaléticas con información importante para todos los conductores -como por ejemplo, cuál debe ser la distancia entre un auto y un ciclista- y establecer calles en las que se reduzcan las velocidades.

Y en cuanto a la planeación urbana, regular que las nuevas obras de infraestructura pública y conjuntos habitacionales diseñen otros tipo de calles, con ciclovías, estacionamientos para diversos vehículos, cruces seguros para peatones, banquetas accesibles para personas con discapacidad, entre otras.

“Hay que cambiar la calidad de las calles en Mérida, pensar en el ciclista y en los peatones, no sólo en los coches, porque todos somos usuarios de las vialidades”, finalizó Edgardo Bolio.  (Publicado también en El Heraldo de México)


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *