•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La profesional de la salud subió un video a redes sociales para pedir ayuda ya que en ningún nosocomio de Yucatán había camas para atender a su hermano, quien padece Covid. 

Luego de varias horas, logró que lo ingresaran a un hospital para recibir atención médica.

Por Claudia Arriaga

Mérida, Yucatán, 31 de julio de 2020.- La enfermera Rubí Chan Be ha trabajado en la Jurisdicción Sanitaria 3 de Yucatán por más de tres décadas, pero ni sus años de experiencia ni su labor en una institución médica hicieron que sea más sencillo encontrar un hospital para ingresar a su hermano quien está enferma de Covid-19.

La urgencia de la situación hizo que publicara un video a las redes sociales, pues solo quería encontrar un lugar para que su familiar fuera atendida.

“Sé que este video les va a llamar la atención, sé que no es bonito, no lo hago para dar pena, pero si vieran todo el día andamos paseando a mi familia , y hasta estas horas no logramos que lo acepten en ninguna clínica”, comentó entre lágrimas.

Rubí reconoce lo delicado de la situación, incluso sus palabras fueron crudas y realistas. “Yo no sé si sus condiciones de salud pueden hacer que, incluso ingresado (su familiar) viva , pero al menos me gustaría saber que está en una clínica y que lo están atendiendo”, apuntó.

Además, aprovechó para hacer un llamado de ayuda. “ Si alguien me escucha y me puede abrir las puertas de un hospital que Dios se los pague”, señaló.

Luego de muchas horas, Rubí escribió en sus redes sociales que su familiar por fin fue aceptado en un hospital. “Gracias a todos por su solidaridad. Me disculpo si no he podido atender sus mensajes, pero han sido de gran ayuda. Es justo que así como se solidarizaron, también sepan que se ha logrado su ingreso al hospital”, se lee en su publicación.

Actualmente, según información aportada por la Secretaría de Salud estatal (SSY) en Yucatán  la ocupación de cuidados intensivos es de 57.1 por ciento  y de camas de hospitalización del 53.6 por ciento. Es decir, según las autoridades estatales, aún quedan camas, pero Rubí y su familia solo encontraron puertas cerradas.

Cabe mencionar que desde marzo que se detectó el primer caso de coronavirus y hasta este jueves, se han registrado nueve mil 527 casos de coronavirus, mil 127 personas han fallecido por esta causa y 551 permanecen hospitalizados.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *