•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pese a que en el 2014 el Tribunal Unitario Agrario prohibió la venta de tierras de la Unión de Pobladores y Pobladoras de Chablekal, en el 2017 se realizó un contrato de usufructo de sus terrenos. 

Autoridades agrarias, empresarios y excomisarios ejidales, cómplices en esta ilegalidad. 

Por Lilia Balam

Mérida, Yucatán, 7 de noviembre del 2019.- La Unión de Pobladores y Pobladoras de Chablekal interpuso ante la Fiscalía General de la República (FGR) una denuncia contra el Registro Agrario Nacional (RAN) por presunto desacato, pues dicha dependencia habría registrado un contrato de usufructo de las tierras de la agrupación, pese a que el Tribunal Unitario Agrario (TUA) prohibió la venta de esos terrenos.  

Desde el 2014, los pobladores del mencionado municipio denunciaron la venta ilegal de sus tierras ante el TUA. Gracias a un amparo, el Tribunal admitió el recurso jurídico y en el 2016 emitió medidas precautorias para que las y los pobladores conservaran sus terrenos en tanto se dicte la sentencia del caso, es decir, ordenó que se respetara la superficie de tierras en posesión de los miembros de la organización y prohibió la venta de las mismas. 

Sin embargo, los habitantes detectaron que el 22 de diciembre del 2017 los ex integrantes del comisariado ejidal de Chablekal, Pedro Santana Trujeque, Candelario Abán Chin y Gilberto Chalé Abán firmaron un contrato de usufructo por 6 millones 540 mil pesos con los empresarios Carlos Abraham Mafud y Mauricio Montalvo Vales, el cual contempla 390 hectáreas de las cuales 127 pertenecen a la Unión de Pobladores y Pobladoras, explicó el asesor jurídico del Colectivo Indignación, Orvelín Montiel Cortés.

De acuerdo con el documento, los terrenos serían utilizados para realizar un proyecto de siembra de henequén, pero no se han presentado estudios de impacto y beneficios del mismo como establece la Ley Agraria. Dicho contrato habría sido registrado ante el RAN el 20 de junio del 2018.  

“Ya estaba la medida precautoria, aún así al RAN le valió y llevó a cabo la inscripción del contrato”, detalló el abogado. 

Por ello, los integrantes de la Unión de Pobladores y Pobladoras interpusieron una demanda ante la FGR contra los ex integrantes del comisariado ejidal, los empresarios  y el registrador del RAN por los delitos de desobediencia y desacato a una autoridad judicial. De igual forma, notificaron al TUA la violación de la medida precautoria y también solicitaron la ampliación de la denuncia iniciada en el 2014 con el objetivo de anular el contrato de usufructo mencionado. 

“Este caso muestra la complicidad que existe entre autoridades agrarias, empresarios y el comisariado ejidal. Como Unión de pobladores y Pobladoras estamos luchando por conservar lo poco que queda de los montes de Chablekal, montes que antes eran de uso común, es decir, del disfrute de todos. La avaricia por parte de muchos ejidatarios y ejidatarias ha ocasionado que el pueblo se quede sin montes”, declararon miembros de la agrupación a través de un comunicado. 

Por su parte, Xavier Enrique Azueta Chalé, otro integrante de la Unión, recordó que hace tres décadas el ejido de Chablekal perdió tierras a través de un contrato de usufructo. “En el Parque de las Industrias No Contaminantes, de Xcanatún, también se hizo un usufructo hace 30 años. Ahora damos esas tierras por perdidas, porque no sabemos quién vendió, solo sabemos que ya tienen dueño y son gente con dinero, al pueblo de Chablekal no le tocó ni un centímetro de tierra ni nada económicamente”, sostuvo. 

Aunque no hay plazos para que se desarrollen las demandas, Montiel Cortés enfatizó que la ley establece que deben ser atendidas en breve término, por lo que se espera una pronta respuesta por parte de las autoridades.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *